SEO

Auditoría SEO ¿Cual es el origen?

Existe una premisa básica al hablar de SEO: lo que no se ve no existe.

El punto de partida de toda estrategia de marketing digital es evaluar el estado de la página web, para saber cuáles son sus puntos fuertes, sus debilidades y aquello que se puede mejorar. Con ello, mejorará el posicionamiento web y, en consecuencia, irán a más los resultados de localización en los distintos buscadores de la Red. De manera que veamos que es una Auditoría SEO

Qué es una auditoría SEO

El posicionamiento de una página web en los diferentes buscadores es la forma de mejorar su visibilidad en la Red.

El primer paso en toda estrategia de marketing para lograr esa optimización de los motores de búsqueda es la auditoría SEO.

Pero ¿en qué consiste esta auditoría SEO? Con ella se analiza el estado en el que se encuentra actualmente la página web para definir sus fortalezas y debilidades y, posteriormente, mejorarla en aquellos aspectos en los que presente flaquezas. Es una especie de puesta a punto del site para, a partir de ahí, desarrollar toda nuestra la SEO.

La auditoría SEO se divide en 4 apartados principales: indexabilidad, factores on page, factores off page y palabras clave.

Pasos principales de una auditoría SEO

1. Indexabilidad

Este paso es uno de los más importantes de la auditoría SEO. Así pues, la indexabilidad condiciona el posicionamiento web. Una página bien indexada aumenta las probabilidades de que los buscadores la muestren en los resultados de la consulta. Por tanto, el objetivo de toda estrategia de marketing será lograr una indexación completa.

En este primer paso de cualquier auditoría se realizará una comprobación sucesiva de:

  • Implementación de search console. Este es un servicio gratuito de Google que ayuda a comprobar y mantener la presencia de una determinada página web en los resultados de búsqueda de este buscador.
  • Implementación de Google Analytics. Esta es una herramienta gratuita que faculta la monitorización del tráfico de una web y permite conocer datos sobre los usuarios para mejorar el posicionamiento web. Google Analytics ofrece información sobre qué partes de la página web visitan los usuarios, qué secciones son las menos consultadas, el impacto de la estrategia de marketing en las redes sociales, el rendimiento de los anuncios publicados y la repercusión del número de visitantes en las ventas de la página web. Toda esta información será necesaria para detectar las deficiencias existentes en la página web y mejorar aquellos puntos débiles.
  • Calcular las páginas indexadas por Google. Esto se puede realizar de múltiples maneras. Una de ellas es mediante el comando de búsqueda avanzada site:midominio.com. Para saber el número de URL indexadas, el procedimiento en el siguiente: search console > índice de Google > estado de indexación.
  • Crear un sitemap, esto es, un archivo en el que se enumeran las páginas del sitio web para dar la información a Google sobre la organización de contenido del site. Los rastreadores web de los motores de búsqueda leerán este archivo y navegarán en el sitio web de forma inteligente.Además de esto, el sitemap proporciona metadatos asociados a las páginas que se enumeran en el archivo, es decir, ofrecen información sobre una página web como: su última utilización, con qué frecuencia se renueva y su relevancia en relación con otras URL del site.
  • Comprobar los archivos robots.txt. En algunas ocasiones, la indexación viene impedida por directivas erróneas. Por eso, esta comprobación es importante para determinar este posible fallo y corregirlo cuanto antes.
  • Establecer la orientación geográfica del dominio.
  • Eliminar las URL con contenido duplicado, las cuales repercuten muy negativamente en el posicionamiento de la página web o del blog.

2. Factores on page

Serán todos aquellos factores internos de la propia página web que influyen en su posicionamiento web. En el mercado, se pueden encontrar diversas herramientas que analizan el contenido de una página web. Una de las mejores que existen actualmente es la denominada Screaming Frog. Su uso es gratuito y permite analizar un sitio web en profundidad y rastrear todos los enlaces de un site. Así pues, esta herramienta proporcionará visualmente datos sobre cuestiones como: los títulos, las meta descripciones, las URL y su duplicidad, los links rotos, las keywords y los headings.

Títulos

Constituyen unos de los factores más relevantes de la auditoría SEO. Es la carta de presentación de la página web y lo que ve el usuario antes de entrar en ella. Los títulos son los que identifican el site en los diferentes buscadores, por lo que deberán incluir palabras clave. Además, se recomienda que sean breves (menos de 60 caracteres) y condensen la idea principal de la página web o del blog.

Meta descripciones

Permiten identificar el contenido de la página web y clasificarla en una temática concreta. Cada página debe tener su propia meta descripción, esto es, una descripción breve sobre el contenido. Su extensión estará entre los 100 y los 150 caracteres, incluyendo la palabra clave de cada página.

URL y duplicidad

Las URL deben ser breves, claras e importantes. Además, es imprescindible que todas y cada una de ellas conduzcan a la misma página web para evitar el contenido duplicado. Para ello, se deben utilizar direcciones canónicas y redirecciones 301. Será determinante evitar la duplicidad, en todo caso, pues esto despista a los motores de búsqueda y repercute de forma negativa en el posicionamiento web de la página o del blog.

Links rotos y redirecciones

Los primeros son habituales y causan graves daños. Por ello, es importante que tanto aquellos links que conducen a  páginas internas como aquellos que lo hacen a páginas externas gocen de buena salud. Asimismo, es imprescindible que las redirecciones no se hagan a páginas antiguas, desactualizadas, temporales o irrelevantes. Cuidar estos detalles y renovarlos periódicamente supone una labor de mantenimiento del site que llevará asociada un incremento del tráfico y del número de conversiones.

Keywords

Las palabras clave deben estar bien definidas y en concordancia con el contenido de la página web. Además, no se debe abusar de su utilización, pero sí es preciso hacer hincapié en su calidad.

Heading 1 (H1)

Se deben incluir cabeceras sin contenido duplicado para diferenciar apartados en el diseño de la propia página web.

Heading 2 y 3 (H2H3)

Se incluyen subapartados, dentro de la página web, para establecer un orden de contenidos.

3. Factores off page

Se analizan todos aquellos factores externos que influyen en el posicionamiento web del site. Entre ellos, hay que destacar los siguientes: la popularidad de la página web o del blog, su aceptación, el análisis de los backlinks y la velocidad del site.

Popularidad

La popularidad de la página web es un indicador de la influencia que ejerce sobre el público. Así pues, se medirá en el tráfico que consigue atraer tanto de forma individual como en comparación con otros sitios web. De este modo, un incremento del número de visitantes multiplicará las posibilidades de conversión y, con ello, de ventas.

Confianza

Este es un indicador subjetivo, pero que sirve para determinar si la página web o el blog entra dentro de los sites considerados como no deseables. Es importante detectar el spammalware usando listas negras como DNS-BH o Safe Browsing API y servicios de análisis como McAfee SiteAdvisor. Del mismo modo que ocurre con la popularidad, la confianza de los usuarios no solamente debe analizarse individualmente, sino que es conveniente que se verifiquen también todos aquellos enlaces y páginas asociados al site para mayor seguridad.

Backlinks

Son los enlaces externos de la página web o del blog y constituyen uno de los elementos off page más importantes. Los backlinks son un excelente indicador del buen funcionamiento web. No obstante, en este punto es necesario priorizar la calidad a la cantidad, esto es, no por un exceso de backlinks el posicionamiento será mejor e, incluso, puede ocurrir lo contrario. Será preferible contar con enlaces externos de calidad. Para poder chequear los enlaces externos, se pueden usar herramientas como ahrefs MozBar.

Velocidad

El tiempo que tarda en cargar la página web es un indicador del buen posicionamiento web. Si tarda más de cuatro segundos, se considera problemático para su buen funcionamiento. Una herramienta de uso gratuito que se puede utilizar para comprobar el tiempo de carga es Google Page Speed Insights. Con ella, además de identificar el problema, se sugerirán ideas para solucionarlo.

4. Keyword Research o búsqueda de palabras clave

La búsqueda de keywords es esencial en toda estrategia SEO para cualquier página web o blog. Son aquellas palabras a través de las que los usuarios llegan a un determinado site​. Por ello, son tan importantes. Una vez se identifican aquellos elementos clave que atraen el tráfico a la página web, se podrá optimizar dicho flujo de visitantes mediante la introducción de otras keywords relacionadas.

Se distinguen dos tipos de palabras clave: aquellas que se establecen según la intención del usuario y aquellas que se identifican con el volumen de búsquedas.

Las del primer grupo son palabras clave que se determinan en función del objetivo que tiene el internauta: buscar información, comprar o descargar un contenido o localizar una web específica.

Por el contrario, las segundas son aquellas que diferencian las keywords según el número de búsquedas que se realizan al ser introducidas en un motor de búsqueda. Se subdividen, a su vez, en: head (búsqueda muy amplia), middle tail (más específicas, pero igual de amplias) y long tail (muy concretas).

Errores más comunes en una auditoría SEO

Imágenes sin «ALT»

Es uno de los errores más comunes en cualquier proyecto de marketing online. Es importante tratar de solucionar la carencia de esta etiqueta en la programación de las imágenes de la página web o del blog.

Una herramienta online muy útil en estos casos es SEO tool by feedthebot. Con ella, se analizan de forma gratuita todas las imágenes y se detectan aquellas que no tienen la etiqueta «ALT».

Enlaces rotos

​Este puede parecer un problema menor, pero tiene mucha importancia. Así pues, repercute de forma negativa en el posicionamiento web, pues limita el tráfico de usuarios al site. Algunas de las herramientas más utilizadas para detectar estos enlaces fallidos son Xenu, Screming Frog y Broken Link Checker. Es importante comprobar que todos los enlaces funcionan correctamente y suprimir aquellos innecesarios o que ya no están operativos.

Errores 4XX y 5XX

Los errores 4XX son aquellos propios del cliente. Se producen cuando la página web cargada no existe o el acceso a ella está bloqueado.

Por el contrario, los errores 5XX se refieren a aquellos propios del servidor. Su origen se debe a un error en el código de la página web o dentro del propio servidor.

Para detectar ambos tipos, se puede recurrir a la herramienta Screaming Frog y es posible solucionarlos de forma definitiva.

Contenido duplicado

Es uno de los problemas más frecuentes en las auditorías SEO. Los diferentes motores de búsqueda identifican un contenido duplicado como aquel al que se puede acceder a través de URL distintas. Esto se penaliza relegando a las páginas que contienen esa duplicidad a posiciones bajas en los resultados de búsqueda. Por eso, es tan importante eliminar todo aquello repetido, pues genera confusión y minimiza el flujo de visitas a la página web o al blog.

Mala configuración del fichero robots.txt

Esto puede afectar de forma negativa a la indexación del site en los principales buscadores y, sobre todo, en Google. Una herramienta muy útil para evitar esta deficiente configuración es Robots.txt Checker.

No se encuentra el sitemap

Es importante contar con un mapa del sitio web para facilitar a los diferentes buscadores el acceso al contenido de la página web o del blog.

Deshacerse de enlaces tóxicos

Detectar y eliminar los posibles enlaces tóxicos es fundamental para eliminar su impacto negativo en el posicionamiento web. Esto resultará muy fácil, puesto que se producirá un incremento incomprensible en la gráfica de backlinks.

Mala estrategia de contenidos

El contenido es el pilar fundamental de la página web y alrededor del cual se desarrolla toda la estrategia de marketing digital. Por eso, antes de subir cualquier texto o elemento al site, es importante analizar las keywords y definir qué tipo de estrategia se va a llevar a cabo.

Mala estructura

La estructura de la página web debe ser coherente y consistente, ya que esto repercute de forma directa en el posicionamiento web.

Falta de optimización del formato SEO on page

Es importante realizar una buena estrategia de posicionamiento, dentro de la propia página web, para acceder a un mejor resultado en los motores de búsqueda.

Ventajas de realizar una auditoría SEO

Mejor rendimiento

El rendimiento de una página web será directamente proporcional a su aceptación por los diferentes buscadores y, especialmente, por Google. Esto significará un mayor tráfico de visitas al site y, por tanto, una mayor posibilidad de lograr conversiones y un número de ventas superior.

Dentro de los factores que influyen en un buen rendimiento de la página web, destacarían los siguientes:

  • El peso de la página web, que repercute en su velocidad. Así pues, si el peso supera los 3MB, se considera que es excesivo y el rendimiento será muy deficiente. Esto influirá en el tráfico de usuarios de forma negativa.
  • Las peticiones HTTP: cuantas más realice la página web, más tardará en cargar.
  • La velocidad de carga de la página, que nunca debe rebasar los cuatro segundos.

Adaptación

Es fundamental que una auditoría SEO pase el filtro de la adaptación de la página web a los distintos dispositivos desde los que podrá visualizarse. En el caso de que esto suponga un problema, deberá solucionarse de inmediato.

Mejorar el posicionamiento web

En definitiva, una buena auditoría SEO detectará la salud on page de la página web y señalará aquellas deficiencias internas del site. Se podrá descubrir si los títulos están optimizados, las meta descripciones son adecuadas al contenido de la página web y existe algún elemento que esté despistando a los diferentes motores de búsqueda.

Seguridad

Una adecuada auditoría SEO supondrá obtener un certificado SSL, que garantizará a los usuarios que están accediendo a un sitio web seguro. En él, los datos están protegidos mediante un sistema de encriptación. Esto favorecerá el tráfico de internautas y generará críticas positivas.

En definitiva, una auditoría SEO es el punto de partida de toda estrategia de marketing digital. Supone realizar una especie de «chequeo» de la página web o del blog, para detectar cuáles son sus puntos fuertes, sus debilidades y todo aquello que puede mejorarse para lograr un mayor número de visitas y, por consiguiente, un incremento de las ventas.Realizar esta comprobación es una tarea compleja, en la que intervienen numerosos factores, pero, hoy en día, existen muchas herramientas online que, de forma gratuita, facilitan las diferentes comprobaciones. Todos y cada uno de los diferentes elementos que configuran esta auditoría son igual de importantes y su buen funcionamiento determinará un buen posicionamiento web para la página web o el blog que se pretenda optimizar. Una eficiente estrategia de comercialización a través de Internet debe basarse en una auditoría SEO de calidad, sin descuidar ninguno de sus diferentes elementos clave.

¿Quieres más información sobre auditorías SEO? Escríbenos

¿Estás preparado para empezar a ganar clientes a través de tu web?